Este domingo ingenieros, técnicos y obreros  trabajaron en la instalación de los vagones sobre el puente ferroviario de la Línea 2-B del Metro que une al Distrito Nacional con el municipio Santo Domingo Este, y que será puesto en marcha a modo de prueba, el día jueves 5 de mayo por el presidente Danilo Medina. 

Ante la mirada de asombro de cientos de curiosos, desde  este domingo técnicos del Metro de Santo Domingo y de las empresas constructoras probaban el deslizamiento de los vagones en ambas direcciones de la nueva estructura.

La prueba tiene como finalidad determinar a tiempo cualquier anomalía en el montaje de los rieles, como es el caso del  nivel de vibración del tranvía, entre otras.

“Los rieles se disponen como una de las partes fundamentales de las vías férreas y actúan como soporte, dispositivo de guiado y elemento conductor de la corriente eléctrica de los mismos. La característica técnica más importante del ferrocarril es el contacto entre el riel y la rueda”, explican los expertos.

Asimismo, un llamativo juego de luces ilumina, tanto en los cables como en las torres que atirantan el puente ferroviario, llenando de esplendor todo el entorno, lo que  ha llamado la atención de residentes en la zona y de las personas que se desplazan por el vetusto puente Francisco del Rosario Sánchez.

La parte atirantada (sostenida con tirantes sobre el río) del puente ferroviario tiene una extensión de 270 metros de largo, lo que lo convierte en el más largo del mundo de su tipo.

La extensión total del puente  sobre el río Ozama, que une al Distrito Nacional con SDE, tiene una longitud de 700 metros.

>> Ver video aquí <<

Fuente: El Nuevo Diario
Por Francia Valdez y Orlando Arias
Foto: Daniel Duvergé